La Reducción de Desastres Comienza en la Escuela

La Seguridad Escolar

Es Una Necesidad, No una opción

Señor/a Director/a:

Ya el año 2006, la ONU, lanzó la campaña 2006-2007 para celebrar el Día Internacional de la Reducción de Desastres, con el lema “la reducción de desastres comienza en la escuela”. Es necesario hacer notar que el día 13 de Octubre de cada año ha sido declarado por el organismo internacional, como el Día Internacional de la reducción de desastres.

Muchas organizaciones además de la ONU, trabajan en forma incansable día tras día para reducir los riesgos en caso de desastres, y ciertamente aquellos que se presentan en los establecimientos de educación se encuentran en los primeros lugares, tanto como aquellos que se presentan en los hospitales, púes allí se encuentran algunas de las personas mas vulnerables frente a situaciones de emergencias.

Cualquiera sea el establecimiento escolar en que dejamos a nuestros hijos, nos debiera asegurar que frente a la ocurrencia de una situación de emergencias, sea de origen natural u ocasionado por la actividad humana, el establecimiento se encuentra en condiciones de responder en forma adecuada, entregando así la confianza necesaria a los padres y apoderados.

Allí permanecen a su cuidado, una de las razones más importantes en la existencia del ser humano, cuales son, nuestros hijos, y prueba de ello –entre muchas otras por cierto- es que ocurrido un temblor de mediana intensidad, los padres corren a los establecimientos de educación a retirar a sus hijos. En esos momentos los quieren a su lado.

La seguridad escolar es una necesidad, no es una opción

Los centros de estudios como el que usted dirige, es el lugar en donde los alumnos pasan una parte importante de su tiempo, realizando un gran número de actividades tanto al interior del recinto como en el exterior al desarrollar actividades extraescolares.

Es evidente entonces, dado la gran cantidad de actividades que se desarrollan, estudios, actividad física, trabajos en laboratorios, trabajos en salas de computación, trabajos en talleres de los centros técnicos profesionales, que un centro de estudios, se pueden presentar una cantidad de situaciones de riesgos tal vez mayor que en cualquier otra organización y ellos pueden verse incrementados de acuerdo a las edades de sus alumnos.

Efectivamente, en un centro escolar existen los riesgos que pueden afectar a los trabajadores del centro, directivos, docentes, paradocentes y personal auxiliar expuestos a riesgos laborales, y aquellos riesgos que pueden afectar a los estudiantes, riesgos escolares como los indicados en el párrafo anterior y que pueden variar de acuerdo al nivel de escolaridad del alumno, y entre ellos las situaciones que pueden generar riesgos sicosociales, como el acoso escolar, depresión, angustia, tecnoestrés, y similares.

También existen otras situaciones a las cuales se encuentra expuesto el estudiante, pero ellas se presentan fuera del centro de estudios, como por ejemplo las situaciones que dicen relación con el transporte hacia y desde el centro de estudios.

A lo anterior se debe agregar aquellas situaciones de emergencias a las cuales se pueden exponer y que no dicen relación con situaciones que tiene un en la naturaleza como un terremoto, inundaciones ó en la actividad del hombre, como por ejemplo un incendio.

La cantidad de situaciones a las que la comunidad se encuentra expuesta es bastante elevada y para ello se debe trabajar con la finalidad de proporcionar tanto a los alumnos como a sus padres o apoderados, y a los trabajadores del centro, la confianza suficiente que las actividades escolares se desarrollan de una forma segura y que se han estudiado las situaciones eventualmente riesgosas a objeto de eliminar o disminuir al máximo la exposición a ellos.

La preparación en los centros de estudios

Cualquier trabajo que diga relación con la seguridad del alumnado en los centros de estudios cae en el ámbito de la protección civil, que no solamente se preocupa de generar un Plan de Evacuación, sino que desarrolla un trabajo mucho más profundo, un trabajo integral de prevención.

La preparación en los centros escolares debe estar dirigida en primer lugar a entregar un ambiente seguro a todos quienes integran la comunidad escolar, y en segundo lugar a generar o fortalecer la seguridad integral como una de las fortalezas del centro y no mostrarse con una debilidad en esa materia.

El trabajo entonces debe contemplar aquellas situaciones que se han señalados anteriormente, no solamente se trata de trabajar en efectuar una evacuación en forma ordenada y rápida, pues para muchas situaciones de riesgo todo ello no es valedero, como por ejemplo para el acoso escolar ó la depresión, que son situaciones que en la mayoría de los casos, solamente son conocidos en forma íntima por el alumno que las sufre y muchas veces no son siquiera conocidos por sus familiares cercanos.

No basta entonces solo con un Plan de Evacuación, el centro debe ir mucho más allá. Existen situaciones que normalmente ocurren en cada establecimiento y que de tanto verlas pueden pasar desapercibidas, y sobre las cuales al menos se debe efectuar una evaluación de riesgos a objeto de determinar si corresponden acciones a seguir.

Si en un centro de estudios existen victimas de abuso escolar, abuso sexual, depresión, ansiedad, y otros similares, ¿será necesario solamente desarrollar un plan para enfrentar terremotos?, que tal vez en la historia del centro nunca haya generado ningún daño.

Por supuesto que se deben evaluar los daños que puede generar un terremoto, ello es innegable, y también ejercitar un Plan sobre la materia. Pero resulta indudable que las otras actividades, que sí han generado daños, se deben evaluar y seguir un curso de acción a objeto de evitar su repetición, … y tal vez en forma más urgente que desarrollar solamente un Plan de Evacuación.

Plan de Seguridad Integral Escolar

Se ha desarrollado un software amigable con el usuario, que se encuentra encaminado a proporcionar a los Directivos de los establecimientos de educación, una valiosa ayuda en el trabajo de desarrollar su propio Plan de Seguridad Integral.

Todas las situaciones señaladas y muchas otras, se encuentran incluidas en dicha aplicación. Además gran parte del trabajo ya está desarrollado, incluso se muestran marcadas con color rojo aquellos itemes que necesariamente debieran ser incorporados al trabajo, y que si no lo estuvieran, el generar el documento la aplicación le advertirá que existen itemes no considerados, que finalmente puede no considerar.

Para mostrar el camino que se debe seguir es necesario primero que nada, evaluar las situaciones que han generado o pueden generar riesgos y el tema se encuentra trabajado  en forma adecuada, utilizando las Metodologías sugeridas por la ONEMI y que son AIDEP y ACCEDER.

Además en cada riesgo analizado, se trabaja con la metodología de Evaluación de Riesgos conocida como Valor Esperado de la Pérdida, para el cumplimiento del muy necesario trabajo de evaluación de riesgos finalmente, terminar esta materia con un apartado para el Control de Riesgos tal como se indica en las imágenes siguientes.

Allí se muestran los riesgos analizados ordenados por su resultado del Valor esperado de la Pérdida, la situación o lugar que origina el riesgos, se deben indicar las medidas correctivas, el responsable de llevarlas a cabo y la fecha para su cumplimiento.

Se muestra entonces la situación en la cual se encuentra el establecimiento respecto a los riesgos que enfrenta y las medidas que se llevaran a cabo tendiente a reducir el riesgo ó a eliminarlo. Lo que se desea señalar es que se presenta allí un trabajo muy profesional y con el cual, el centro educativo podrá acreditar ante cualquier organismo que ha trabajado en forma rigurosa sobre el tema.

El trabajo le mostrará a los responsables de cada centro de estudios una situación más acabada sobre su realidad, pero será una visión realista, fundamentada resultados de un buen trabajo.

Los Programas Incorporados

A lo largo de este Plan de seguridad Integral, vamos a desarrollar los siguientes programas:

  • Programa de Capacitación: En el cual vamos a analizar todas las actividades orientadas a instruir a la Comunidad Escolar y capacitar al personal responsable.
  • Programa de Desarrollo del proceso AIDEP: En este programa analizaremos detenida y detalladamente todo el desarrollo de Microzonificación de Riesgos y Recursos.
  • Programa de Difusión y sensibilización: En el, vamos a ver los medios disponibles para dar a conocer el Plan y poder concientizar a todo el personal acerca de las excelencias del mismo.
  • Programa de Mejoras e infraestructuras: Donde vamos a analizar qué podemos hacer, y proponer las mejoras para que la implantación de los programas sea la mejor.
  • Programa de Mantenimiento: Donde adoptaremos criterios y determinaremos plazos y compromisos para mantener siempre las garantías de Seguridad actuales y mejorarlas con el tiempo.
  • Programa de Seguimiento y ejercitación del Plan: En este programa vamos a probar la idoneidad del Plan, es decir su efectividad, por medio de simulacros
  • Programas Operativos de Respuesta ante Emergencia: Donde vamos a analizar uno a uno los riesgos que puedan darse en la Comunidad escolar, clasificándolos en primer lugar (Riesgos internos y Riesgos externos) y posteriormente definiendo los Procedimientos Operativos y de respuesta para cada uno de ellos.

La Inversión

Una vez más insistiremos en los conceptos de valor económico y valor de uso.

El valor económico es la inversión que el centro debe efectuar para adquirir el software y el valor de uso, la utilidad que el software le puede brindar.

La inversión que se debe efectuar es solamente $ 240.000 (Doscientos cuarenta mil pesos) IVA incluido.

Comparado por supuesto, ese valor económico con el valor de uso del software, no tiene prácticamente ninguna relación.  Con el software, el centro de estudios puede desarrollar un excelente trabajo de planificación para enfrentar situaciones de emergencias, lo puede renovar año tras año con las modificaciones que el centro pudiera sufrir en sus estamentos ó instalaciones.

Puede por supuesto desarrollar si no tiene ya, un muy buen Plan de Seguridad, y si lo tiene lo puede mejorar aún más.

Puede por supuesto presentarlo a los Padres y Apoderados, como una fortaleza de su capacidad organizativa.

Pero el verdadero y más valiosos valor de uso, es que estará trabajando en forma muy profesional, en entregar a los padres y apoderados  la necesaria tranquilidad que ellos necesitan respecto a la seguridad de los alumnos en el centro de estudios.

Por cierto, en éste software el valor de uso, también es muy superior al valor económico que se debe invertir.

A quienes se encuentra dirigido

El software va orientado preferentemente a todos los establecimientos de educación cualquiera sea el nivel de enseñanza, quienes deben necesariamente implementar un Plan de Seguridad Escolar, sin embargo, de igual forma les será de mucha utilidad a aquellos centros que impartan la carrera de Prevención de Riesgos.

También será de mucha utilidad para un profesional consultor, que podrá disponer de una aplicación que le permitirá desarrollar un trabajo de una forma muy profesional, es una situación que no debe dejar de tenerse presente.

Una reflexión final

Las bondades del software son innegables, un centro de estudios puede desarrollar un muy buen trabajo de Planificación, tal y como todos los establecimientos de educación se merecen.

Un aspecto muy relevante que también es necesario destacar, es el ahorro de tiempo que puede permitir para quienes deban trabajar en la elaboración del Plan de Seguridad escolar.

Con toda seguridad, serán centenares de horas de trabajo, de quienes deban participar en la elaboración del documento que se puedan ahorrar, horas destinadas generalmente al descanso y a la familia.

Gran parte del trabajo ya se encuentra desarrollado y de manera muy profesional y con un atractivo diseño, en muchas ocasiones el usuario solamente debe ingresar los datos necesarios que se solicitan, en otros se debe dedicar más tiempo, pero en el resultado final, serán centenares las horas de trabajo ahorradas.

Si su establecimiento educacional no lo tiene, con el software lo podrá desarrollar en forma muy expedita, cumpliendo con ello con la necesaria protección a sus alumnos

Finalmente señalar que la seguridad no es una opción, es una verdadera necesidad, tanto de los padres, apoderados como de los propios directivos del establecimiento. Los alumnos permanecen gran parte de su tiempo en los centros de estudios y los padres y apoderados quieren y necesitan creer que allí se encuentran seguros.

Un buen trabajo de Planificación, por supuesto que va a contribuir a satisfacer esa permanente necesidad.

Atentamente,
Santiago Escárez San Martín
editor@eladministrador.cl